top of page

Cirugía cardiotorácica

Ecocardiografía transesofágica (ETE)
Se recomienda un examen cardíaco completo que incluya ecocardiografía transesofágica (ETE) para todos los pacientes que se presenten para cardiotorácica al inicio de la cirugía, para evaluar la carga aterosclerótica de la aorta del paciente. Esto guía al equipo cardíaco a tomar decisiones apropiadas y específicas para ese paciente.

Accidente cerebrovascular preoperatorio 
La aterosclerosis de la aorta ascendente y del arco aórtico se reconoce como uno de los predictores importantes de accidente cerebrovascular posoperatorio después de intervenciones cardíacas. El accidente cerebrovascular posoperatorio es un proceso multifactorial, pero se cree que la movilización de los émbolos durante la manipulación de la aorta desempeña un papel esencial. La liberación de émbolos se ha asociado con delirio posoperatorio, disfunción cognitiva, disfunción renal y mortalidad. La detección precisa de la aterosclerosis aórtica puede conducir a cambios efectivos en el manejo quirúrgico para garantizar los mejores resultados para los pacientes.

Momento de detección de aterosclerosis.
A-View TEE tiene la ventaja de realizarse antes del inicio de la intervención. La evaluación de la presencia y gravedad de la aterosclerosis en este momento permite al equipo cardíaco suficiente tiempo de planificación para decidir el enfoque más seguro antes del procedimiento previsto.

Modificar la estrategia quirúrgica
La presencia de aterosclerosis grave de la aorta torácica planteará varias preguntas sobre el tratamiento perioperatorio óptimo. Se pueden considerar modificaciones del manejo quirúrgico y anestésico:

Canulación

Oclusión aórtica

Anastomosis proximal

Adaptación quirúrgica

Modificación de la anestesia

bottom of page